DESDE LA BARRA: Trabajadores expuestos involuntariamente al humo de tabaco


Heather Crowe, mesera canadiense que murió de cáncer de pulmón sin haber fumado nunca

¿Qué dicen del humo de tabaco ambiental los trabajadores de los bares, restaurantes y discos?

Aquí presentamos  algunos de sus testimonios. Todos son reales, pero se presentan sin nombre porque los trabajadores entrevistados no quieren arriesgarse a perder sus trabajos.

En entrevistas llevadas a cabo a lo largo de 2011, CHILE LIBRE DE TABACO conversó con decenas de trabajadores del sector, entre ellos garzones/as, barman, cajeros/as, runner (los que llevan los platos a la mesa), crupier (atienden mesas de juego en casino), bailarinas y cantantes. La mayoría  señalan preferir un lugar de trabajo sin humo.  Algunos reportan ganar más propinas en el sector fumadores, mientras otros reportan mayores propinas en los sectores donde se atienden a familias. La mayoría se queja de molestias por el humo;  les duelen los ojos, se resfrían más. Demuestran poco conocimiento de los efectos a largo plazo del humo de tabaco, y tienden a verlo como una inquietud más entre muchos otros temas de salud y condiciones laborales.

Los locales con ambientes separados tienden a ser restaurantes con clientela que asiste en familia, más para comer que  beber. Suelen ser lugares más tranquilos, con menos personas  fumando y mucho menos humo visible. En muchos locales, el sector no-fumadores está vacío después de las 22:00 horas. Y cuando se va el último cliente, se cierra, dejando habilitado solo el sector fumadores.

Los sectores para fumadores tienden a ser más oscuros y con más música y conversaciones  en voz alta.  Muchas veces  el consumo de tabaco está vinculado  al  consumo de alcohol y carrete.

En locales mixtos también, el bar está casi siempre en el sector fumadores e incluso la caja. Así también es común tener que pasar por el sector fumador para  llegar a los baños.

Se observa que existe mucho incumplimiento de la ley actual de tabaco. Las separaciones entre sector fumadores y no fumadores son inadecuadas o inexistentes. Típicamente, hay un muro que separa los dos sectores, pero se deja abierta la puerta (o simplemente no hay puerta). Algunos  locales tienen el primer piso para fumadores y el segundo para no fumadores, sin ninguna separación más que la escalera. En muchos lugares, da la impresión que el sector fumadores es el principal del local y que el sector no-fumadores está pensando como una cortesía o un servicio extra. A veces, el sector no-fumadores consiste en un par de mesas al lado de la cocina, sin ninguna separación física con el sector fumadores.

El empleo en el sector se caracteriza por ser  transitorio, de jornadas parciales, un trabajo para jóvenes o estudiantes, lo que impide la creación de sindicatos que puedan abogar por la protección de sus trabajadores/as.  Las  y los trabajadores del rubro enfrentan inseguridad laboral, alta rotación y sueldos bajos suplementados por propinas voluntarias, además de los problemas de salud por exposición involuntaria durante largas horas al humo de tabaco.

Una encuesta realizada a 77 trabajadores en 18 bares para fumadores reveló un promedio de permanencia en el trabajo  de 9 horas diarias durante 6 días a la semana. El 64.8% señaló estar siempre o casi siempre expuesto al humo de tabaco en el  trabajo. (P. Aceituno et al, trabajo en curso presentado a las Jornadas de Salud Pública 2009, Escuela Salud Pública, Facultad de Medicina, Universidad de Chile.)

  • “Me dan jaquecas, como resacas de caña. Es por cigarro y  el humo de acá. Y como no tomo,  lo noto directamente. Es como sufrir del hachazo, sin carretear ni nada.”  — Garzón, 28 años
  • “La gente fuma, no se les puede negar. Pero te botan el humo en la cara. A veces estoy respirando tabaco en vez de oxígeno. Es muy molesto, me cambia el ánimo, me enojo, me pongo irritable, incluso, miro feo a la gente.
    — Barman, 27 años
  • “Nosotros utilizamos camisas blancas. Pero se ponen amarillas por la nicotina. Entonces mi jefa nos dice ¿Pero por qué siempre tienen las camisas amarillas, por qué no las pueden tener blancas? Es la nicotina que está en el aire.” — Garzona, 23 años

Incluso hay trabajadores que han cambiado de trabajo por no querer trabajar en locales donde fuman.

  •  “Cambié de un local para fumadores a un restaurante con sectores para fumadores y no fumadores. Me cambié de trabajo por este motivo. Era un lugar cerrado, fumaban todo el tiempo. Me asfixiaba, me ahogaba y estuve enferma mucho tiempo, resfriada, y no me podía recuperar. Entonces pensé que ese era uno de los factores. Y sigo pensando que sí,  porque mejoré mucho desde que cambie del trabajo. Como un 90%.”  — Garzona, 28 años

Las  y los trabajadores se ven más afectados por el humo debido al esfuerzo físico que hacen:  tomando pedidos, preparando los platos y tragos, llevándolos a las mesas. Las y los cantantes y músicos que trabajan en el sector sufren doblemente porque el humo les afecta las cuerdas vocales y el buen desempeño de su arte.

  • “Estás toda la noche moviéndote de un lado para otro, agitado, respirando más rápido. Es puro contaminante para ti — el monóxido de carbono y todos los tóxicos que tiene el humo de tabaco, te hacen daño, como a cualquier persona. Pero claramente durante las horas que estás encerrado trabajando, moviéndote,  te daña más que a una persona que esté allí sólo por un rato.” — Barman, 27 años

 Las mujeres tienen una preocupación adicional: como no se reconoce  la exposición al humo de tabaco como riesgo de salud laboral, las trabajadoras que quieren embarazarse o están embarazadas enfrentan la difícil decisión de tener que optar por renunciar o seguir trabajando en condiciones pocas recomendables para su salud y el buen desarrollo del embarazo.

Trabajar bajo humo de tabaco también afecta los hábitos tabáquicos de los mismos trabajadores/as.

  • “Yo he tenido las ganas de dejar de fumar. Y he durado hasta seis meses o un año sin fumar. Definitivamente quiero dejar. Pero mientras  esté en ese restaurante, no voy a poder, porque el ambiente es de mucho humo. Soy fumador pasivo.  Es una batalla perdida tratar de dejar de fumar en un lugar donde hay tanto humo y donde todo el mundo  fuma. Y donde mis compañeros de trabajo fuman. Cuando deje de fumar tendrá que ser cuando deje de trabajar aquí.” — Garzón, 29 años
  • “Siento que hice una buena decisión al dejar de fumar, pero si sigo trabajando aquí, fumo igual. Cuando uno respira igual estai  fumando, como fumador pasivo. Pero siento el olor al cigarro y me da asco.” — Garzona, 25 años

En el sector gastronómico, gran parte del sueldo proviene de las propinas, lo que, para unos, es un incentivo para seguir trabajando bajo el humo.

  • “Tengo compañeras que son asmáticas y no fuman. Pero ellas dicen que tienen que trabajar aquí porque, a pesar de todo, es un trabajo con buena plata. Para una persona que no tiene profesión, como yo, es un trabajo que te permite lograr cosas, comprar cosas, cosas que no podrías hacer si trabajaras en un call center o donde se recibe un sueldo a fin de mes solamente. En cambio, acá tengo dinero todos los días y también a fin de mes.”
    — Garzona, 23 años
  • En el casino no se respeta la ley, la gente fuma igual en el sector de no fumadores y nadie fiscaliza. Los croupier que trabajan en donde se fuma, lo hacen bajo nubes y nubes de humo y por varias horas…. Además los sistemas de rotación no se respetan“Crupier, 45 años

 

— Testimonios recogidos por Emily Seiter, en “Valoración y percepción de los/las trabajadores/as de bares y restaurantes con zona fumadores sobre las leyes de ambientes 100% libres de humo de tabaco”, Tesis de Magíster en Salud Pública, Escuela de Salud Publica, Universidad de Chile, 2012.


 


Nuestras actividades y propuestas

Nuestras actividades y propuestas

CHILE LIBRE DE TABACO promueve los ambientes libres de humo de tabaco, acceso a servicios de tratamiento y cesación para fumadores/as, acciones de prevención del tabaquismo y legislación efectiva. Conozca nuestras actividades y propuestas aquí.

Boletín Chile Libre de Tabaco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *