Propuesta del Frente por una Reforma Tributaria Saludable


Sticker-14cm-v4En Chile se encuentra en discusión la reforma tributaria más importante de los últimos 30 años. El Gobierno propone un aumento del impuesto a las bebidas analcohólicas con azúcar en 5 puntos porcentuales (de 13 a 18%) y a las bebidas alcoholicas en 20-25%. Al incluir impuestos correctivos en la Reforma Tributaria el Gobierno de Chile envía una señal potente sobre la responsabilidad del Estado en la salud de su población. Los impuestos constituyen la medida más costo-efectiva para reducir el consumo de bebidas azucaradas, alcohol y tabaco. Estos tres productos no tienen valor nutricional y sólo causan daño a la salud de la población, siendo sus efectos además altamente regresivos, afectando a las familias de bajos ingresos en mayor medida.

SÚMATE A NUESTRA CAMPAÑA. FIRMA AQUÍ

Propuesta del Frente por una Reforma Tributaria Saludable

  1. El Frente por una Reforma Tributaria Saludable es una iniciativa de un grupo de profesionales de la salud pública incluidos académicos de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, la Escuela de Nutrición de la U. de Chile y de la Dirección de Salud de la Municipalidad de Santiago. A ello se han sumado numerosas organizaciones de consumidores, representantes de la sociedad civil y representantes de profesionales de salud
  2. El Frente busca visibilizar el rol del Estado en su conjunto en contribuir a una mejor salud y bienestar de la población, destacando la importancia de determinantes económicos, sociales y ambientales. El concepto de Reforma Tributaria Saludable apunta a la relevancia de las medidas fiscales, entre ellas el aumento de impuestos, como las herramientas más costo-efectivas para disminuir la muerte y discapacidad asociada al consumo de alcohol, azúcar y tabaco.
  3. La propuesta del Gobierno de Michelle Bachelet envía una señal potente de salud pública al incluir impuestos correctivos en el proyecto de Ley de Reforma Tributaria. Sin embargo, la redacción del texto es sumamente ambigua y la magnitud del aumento en el impuesto a bebidas azucaradas es insuficiente para generar un efecto poblacional, junto con excluir de la propuesta el impuesto al tabaco.
  4. La propuesta concreta se resume en cinco puntos:
    1. Incorporar en texto de Decreto de Ley 825 del Ministerio de Hacienda qué se entiende por bebida azucarada. La referencia en la propuesta está ligada al Reglamento de la Ley 20.606 del Ministerio de Salud. Se propone definir bebida analcohólica como todas aquellas bebidas analcohólicas azucaradas y agua saborizadas con azúcar que se incluyen en el Capítulo XXVII del Reglamento Sanitario de los Alimentos
    2. Aumentar el IABA en 20 puntos porcentuales según recomendación de la Organización Panamericana de Salud y evidencia científica internacional a todas las bebidas azucaradas. Proyecto actual propone un aumento de 5 puntos porcentuales el Impuesto Adicional a las Bebidas Analcohólicas (IABA). Para tener un efecto significativo poblacional, la OPS recomienda que el impuesto debe ser de al menos 20% para tener un impacto en la obesidad y en las enfermedades cardiovasculares. La evidencia de impacto es más fuerte por impuestos para refrescos y bebidas azucaradas. Un aumento del IABA a 33% tendría un efecto significativo en el consumo y una reducción de 2,2-3% de obesidad y sobrepeso. El efecto recaudatorio se estima en 545 millones de dólares.
    3. Se explicita apoyo a propuesta del Gobierno sobre aumento de impuestos a bebidas alcohólicas. El Frente explicita su apoyo a la propuesta actual, ya que constituye un avance importante en el aumento de los precios de las bebidas alcohólicas. El aumento de impuesto afecta en mayor medida a las bebidas con mayor % de alcohol y las de menor precio, con lo que se espera tenga un impacto mayor en adolescentes y consumidores excesivos. Esta política tendría un significativo impacto en la morbimortalidad por alcohol.
    4. Se enfatiza necesidad de establecer Protocolo de Acuerdo para enviar una propuesta de aumento de impuesto al tabaco
    5. Destinar total o parcialmente los recursos recaudados a financiar un Fondo Nacional de Medicamentos y actividades relacionadas con promoción de la salud. Con el objeto de reducir la carga financiera en las familias del tratamiento de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles derivadas del consumo de bebidas azucaradas, alcohol y tabaco.

Sebastián Peña, Jefe Unidad de Calidad, Dirección de Salud, Municipalidad de Santiago Cecilia Castillo, Médico pediatra, especialista en nutrición
Teresa Boj, Directora Escuela de Nutrición, Universidad de Chile
Marcela Romo, Académico, Escuela de Nutrición, Universidad de Chile

Cristóbal Cuadrado, Académico, Escuela de Salud Pública Salvador Allende, Universidad de Chile Jaime Peña, Académico, Escuela de Salud Pública Salvador Allende, Universidad de Chile Claudio Méndez, Profesor Asistente, Instituto de Salud Pública, Universidad Austral
José Luis García, Escuela de Salud Pública Salvador Allende, Universidad de Chile

María Teresa Escobar, Directora de Salud, Municipalidad de Santiago
Andrés Flores, Subdirector Técnico, Dirección de Salud, Municipalidad de Santiago
María Teresa Valenzuela, Académico, Escuela de Salud Pública Salvador Allende, Universidad de Chile
José Moya, Nutricionista, Consultorio Ignacio Domeyko, Municipalidad de Santiago
María Eugenia Fuentes, Movimiento de Obesos Mórbidos

Quiénes somos

Descarga nuestra propuesta breve

Descarga nuestra propuesta completa